La vida es una carrera...

Giralda Turf

EL QUE AVISA NO ES TRAIDOR. "Poule" de potrancas en La Zarzuela, por José Fernández

Los aficionados somos mucho de tener claras las cosas una vez la carrera ha terminado, así que vamos a intentar analizar por dónde puede pasar el futuro de algunas de las yeguas que disputaron el pasado domingo la Poule de Potrancas en el Hipódromo de la Zarzuela.

Leitza: Como a su madre, la esperamos en San Sebastian. Es mucho más limitada de distancia que ella como buena hija de Caradak, pero creemos que en Lasarte y cogiendo la punta, este verano va a darles muchas alegrías a sus propietarios.

Bielva: Acusamos su mala carrera a la falta de experiencia, ya que no debemos olvidar que se trataba únicamente de su tercera carrera. No creemos que sea un problema de distancia ya que en el debut ganó en 1.500 metros con pista pesada, así que mantenemos la confianza intacta para los grandes premios de yeguas del otoño.

Trece: Otra que sigue mostrándose muy verde, ya que a pesar de partir mucho mejor que en sus anteriores salidas, enseguida se vio relegada a la parte trasera del pelotón. Desde allí remató mucho en los últimos metros, y aunque su padre fuera un sprinter nato, creemos que ella puede incluso llegar a las dos curvas.

Reine d´une Soir: Cumplió (como siempre) gracias a su enorme coraje y corazón. Y son esos mismos atributos los que le deben hacer poder ganarse el pienso sin problema en buenas carreras de condición y hándicaps entre 1.600 y 2.000 metros.

Simoneta: Otra que pagó la inmadurez tras su prometedor debut. Se quedó muy atrás desde la salida, y se mostró algo torpe a la hora de cambiar de mano. No obstante, su final de carrera hace presagiar que será una de las protagonistas en las próximas carreras importantes para yeguas sobre la milla.

Yaneda: Como la mayoría de los Lucayan, está progresando mucho a tres años, y su remate por todo el exterior de la pista indica que aún debe restarle bastante progreso. La madre llegó a ganar en 2.400 metros, por lo que puede ser una de las pocas del lote que acabe disputando el Oaks.

Quinchia: Yegua muy honrada que únicamente no ha estado en el dinero el día de su debut. De momento parece que la milla es su distancia ideal, por lo que habrá que ver si sigue progresando para saber dónde están sus límites.

Vetona: Origen muy engañoso el de esta pupila de Juan Luis Maroto. Si bien su padre es uno de los mejores padrillos en cuanto a precocidad se refiere, Roderic O´Connor, la madre mejoró muchísimo con la edad como buen producto de Zamindar. Parece bastante claro que Vetona ha salido más a la madre, ya que no fue hasta el otoño de sus dos años cuando empezó a despuntar, y desde luego su mejor carrera hasta ahora fue la Poule del pasado domingo. Ojo con ella para pruebas de en torno a los 1.400 metros.

Aprada: Si obviamos el Veil Picard, que disputó sobre un terreno impracticable, la trayectoria de esta hija de Camacho la sitúan como una de las yeguas con mayor proyección de toda su generación. Rematar así en toda una Poule tras casi cinco meses sin correr está a la altura de muy pocas, así que a pesar de que aún deba demostrar poder con los metros, es nuestra favorita para el Oaks.

Udalla: Ha demostrado ser la yegua que cualquier propietario quisiera tener, y no solo por su consistencia y coraje, sino porque corre bien en cualquier hipódromo, terreno y distancia. Puede que esta Poule la ganara gracias a su experiencia y oficio, pero está claro que se ha ganado un sitio entre las mejores, y si se deja llevar más tranquila puede hasta disputar el Oaks.

doshermanas

madrid

sansebastian

aso turf

pablo diaz

pinedasevilla

antela

FECT

sanlucar

San Pardo y Manacor

ibiza

hipodromoMahon

Patrocinadores

.

Carambola

Logo Vela

chocolim

lapitarra

mueblesaalarcon

mueblesamedida